Y Dios dijo, hágase el blog

Al final, después de una gran lucha interior, decidí hacerme un condenado blog. Justo ahora que empiezo, en este servidor son prácticamente automáticos. Antes me gustaba joder con el .php y cambiarle detallitos que hacían a la página mas cálida y tierna. Pero bue, ahora tengo blog como todo el mundo, ya caí… ¡Soy una más!¡ Ya no soy ese ser casi divino! ¡Superestrella! Que se burlaba de la gilada y sus celulares, resacas, noviazgos, frases trilladas, etc…

Fausto por rembrandt“¡Yo, la imagen de Dios, que creía haber alcanzado ya el espejo de la verdad eterna!¡Yo, que, privado de la mortal cubierta, participaba de su propia vida en todo el resplandor de la luz celeste!¡Yo, que, superior a los querubes, cuya fuerza libre empezaba a esparcirse por todas las arterias de la naturaleza, y que creando disfrutaba de la dicha de un Dios, cuán caro pagaré ahora mi presuntuoso orgullo! Una sola palabra ha bastado para humillarme. Imposible me será igualarte; si he tenido fuerza para atraerte, en cambio me ha faltado la de conservarte. ¡En aquel dichoso instante me sentía a la vez tan pequeño y tan grande! ¿Por qué con tanta violencia me hundiste de nuevo en la incertidumbre de la humanidad?¿Quién podrá instruirme ahora?¿Cómo saber lo que debo evitar?¿Debo ceder al impulso que siento, cuando nuestras acciones, como nuestros sufrimientos, acaban por parar el curso de la vida? La materia se opone sin cesar a todo cuanto de más elevado concibe el espíritu; por poco que alcancemos la felicidad de este mundo, calificamos de sueño y de quimera todo lo que vale más que ello, y todos los sentimientos sublimes que nos daban antes la vida, mueren para siempre ante los intereses de la tierra. La imaginación pretende con vuelo audaz levantarse en un principio hasta la eternidad, pero pronto le basta un limitado espacio para dar cabida a sus esperanzas defraudadas. No tarda la ingratitud en apoderarse entonces de nuestro corazón, y en causarle secretos dolores que destruyen enteramente el placer y la calma que en él antes reinaban. Cada día se presenta el dolor bajo nueva forma: tan pronto en el hogar, como en la corte, como una mujer, un niño, el fuego, el agua, el puñal o el veneno. Tembláis, ¡oh, hombres! ante todo lo que no puede causaros daño, y lloráis sin descanso como bien perdido lo que conserváis todavía. Lejos de llevar mi loco orgullo hasta el punto de compararme con Dios, conozco que es cada vez mayor mi miseria; sólo me parezco al vil gusano que se alimenta del polvo, en el que le aplasta y sepulta la planta del que acierta a pasar.”
Fragmento de Fausto- Johann von Goethe

Ese libro está muy groso, leanselons carajo. Lo puse porque de alguna manera ilustra lo que estaba pensando cuando empecé a escribir este artículo, está bien si salteás la cita porque te rompe las bolas leerla (re que te doy permiso). Yo hubiese hecho lo mismo, justamente por eso la puse en letrita corrida. Hay que tener cierta predisposición para ponerse a leer un drama clásico que ya sabés como termina. Ah, ¿no sabés como termina Fausto? ¡Te cuento, te cuento!¡SE MUERE!¡¡¡ MUAJAJAJAJAJAJAAAAAAA!!!
Bue, ya fue.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Misceláneos

2 comentarios en “Y Dios dijo, hágase el blog”

  1. El Diomida Says:

    HDP!!! Me cagaste El Fauso!! Ya verás…. sabés como termina Las desventuras del joven Werther??????
    SE SUICIDA!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    MUAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJJAJAJAJJAJJA!!!
    Soy mucho más malo!!!!!!!

  2. Cassandra Says:

    En realidad puse eso de que se muere para mostrar cuán tontos somos a veces; ¿acaso en qué te arruina el libro saber que Fausto muere ? Creo que va mucho más allá de eso. Aparte, todos morimos eventualmente. Por algo somos simples mortales, y Fausto, mal que le haya pesado, también lo era.
    Esto no lo digo por tu comentario en sí, sino que me das pie, porque veo que van a aparecer las personas que se sientan defraudadas por mi indiscreción.
    Así que aprovecho y les digo: ¡Manga de giles!¿¡Qué se andan haciendo los fifís de que “ay, me arruinaste el libro”!?¡Si vos no agarras un libro ni que tuviera el secreto de la felicidá, ni que viniera forrado en oro, ni que… ni que…! Soy muy mala para esto… ¿En qué estaba?¡Ah, si!¡Andá a quejarte al ansés, andá!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: